Consejos para cuidar su cuero cabelludo después de una cirugía de trasplante capilar

La cirugía de trasplante de cabello es una manera confiable y orientada a resultados para deshacerse de la calvicie. Como en todas las cirugías, la recuperación después de este método toma algún tiempo y necesita que usted cuide su cuero cabelludo para prevenir complicaciones y reducir la posible hinchazón.

Típicamente, una cirugía de trasplante de cabello no es tan simple como parece. Usted debe esperar algo de hinchazón, moretones, molestias y dolor en las cicatrices. Algunos pacientes también pueden desarrollar pequeños granos en las áreas tratadas, lo cual es bastante normal después del trasplante de cabello.

A continuación se presentan algunas cosas importantes que debe hacer después de someterse a una cirugía de trasplante capilar.

 

Use solución salina

Utilice solución salina para hidratar el cuero cabelludo, ya que acelerará el proceso de curación postoperatorio y disminuirá las posibilidades de picor e infección. Continúe con esta aplicación hasta que se lave el cabello por primera vez después de someterse a una cirugía de trasplante capilar.

 

Las posiciones elevadas de la cabeza son importantes

Mantener la cabeza levantada es importante para prevenir más hinchazón, además de reducir las probabilidades de desarrollar otros problemas de salud. Use más de una almohada para mantener la cabeza en posición elevada mientras duerme. Algunos proveedores de salud también sugieren apoyar la cabeza en una silla reclinable y, si es conveniente, usar la misma silla para dormir.

 

Rascarse es Dañino

Usted puede experimentar un poco de hormigueo, picazón e hinchazón después de someterse a una cirugía de trasplante capilar. Aunque puede parecer inevitable tocar el cuero cabelludo, no debe frotar ni rascarse el cuero cabelludo recién operado, ya que provocará la caída de nuevos injertos antes de que comiencen a desarrollarse.

 

Se debe suspender el consumo de alcohol

El consumo de alcohol no sólo causa la pérdida de cabello tanto en hombres como en mujeres, sino que también dificulta el crecimiento de los folículos pilosos después de todo tipo de métodos de restauración capilar. Por esta razón, se recomienda evitar el consumo de alcohol, así como cualquier receta que contenga alcohol, durante el primer mes después del trasplante capilar.

 

Las compresiones frías pueden ayudar

Una cirugía de trasplante de cabello puede causar hinchazón en el área tratada, así como alrededor de los ojos. Las compresiones frías se consideran una técnica efectiva para eliminar esta inflamación. Ayuda a contraer los vasos sanguíneos presentes en el área, lo que permite que la disminución del flujo sanguíneo se desplace a esa región. Asegúrese de no hacer un uso excesivo de compresiones frías, ya que pueden obstaculizar el crecimiento de nuevos folículos pilosos.

 

Las cicatrices necesitan cuidados

Típicamente, la aparición de cicatrices en el cuero cabelludo es ineludible cuando se trata de una cirugía de trasplante capilar. Además, existe la posibilidad de desarrollar hinchazón en y alrededor del área tratada. Debido a que la hinchazón no tratada puede resultar en complicaciones graves, asegúrese de tomar los medicamentos recetados para reducir la hinchazón y ayudar a que las cicatrices sanen.

 

Los Ejercicios Físicos Excesivos Pueden Ser Peligrosos

Hacer ejercicio durante largas horas causa sudoración excesiva que puede aumentar la probabilidad de desarrollar infecciones. La mayoría de los médicos recomiendan hacer una pausa temporal en tales actividades al menos durante un par de semanas después de la cirugía. Además, evite las saunas y permanecer bajo la luz del sol durante horas prolongadas.